El gobierno de la unión liberal la acción exterior

Regencia de Espartero 1841-45:


Se formó entonces un breve ministerio-regencia, presidido por el general Baldomero Espartero, que duró hasta 1841 año en que las Cortes lo eligieron Regente (auténtico ídolo de los liberales progresistas .Gobernó con su apoyo y el de otros jefes militare). Las razones de su fracaso fueron:

1o

La división del partido progresista entre los más radicales, y el resto del partido.

2o

Fracaso en la política económica; el gobierno amplió la desamortización lo que le alejó del apoyo popular, e intentó una política librecambista (Bombardeo de Barcelona -1842)

3o

El personalismo Espartero junto a su política autoritaria y represora, tanto de moderados como de progresistas radicales, provocó su aislamiento.( Fusilamiento de Diego de León -1841)Tanto moderados como progresistas habían decidido acabar con su excesivo poder personal y en los últimos días de Julio de 1843, un nuevo pronunciamiento encabezado por general Narváez, puso de manifiesto que apenas le quedaban partidarios. Tras su triunfo y la falta de alternativas, las Cortes votaron el adelantamiento de la mayoría de edad de Isabel II que fue proclamada reina. En 1844 la reina nombrara presidente del gobierno al general Narváez.

Reinado Personal de Isabel II: 1845-1868. Década Moderada (1843-1854):

El General Narváez controló la vida política, tanto como el jefe de gobierno como cuando dejó de serlo, manteniéndose como líder de los moderados. Reprimíó con extrema dureza los movimientos de protestas populares.. La represión en las calles llegó a suspender las garantías constitucionales. El resultado fue el fracaso de la revolución y la división entre los progresistas afines a las protestas, creándose el Partido Demócrata. Se parte de: la creación de la Constitución de 1845 y sus principales reformas legales de carácter conservador:
1845. la reforma de la Hacienda eliminó el viejo sistema fiscal y refundíó los numerosos impuestos en cuatro (fortaleciendo la visión centralista del Estado). 
1846. la ley electoral concretará el poder del partido moderado y la oligarquía aumentando el nivel de rentas mínimas que daban derecho a votar.
La ley de imprenta que restringíó la libertad de publicaciones y establecíó la censura
1851. el Código Penal y proyecto de Código Civil que regulaba a su vez los derechos y libertades recogidos en la Constitución del 45.

Concordato con la Santa Sede

Significó la normalización de las relaciones entre el Estado y la Iglesia.Tras el fracaso de la reforma constitucional ultraconservadora del gobierno de Bravo Murillo(1851-52). La sucesión de gobierno tras gobierno moderado, cada vez más ineficientes, terminó con la uníón de progresistas y demócrata contra el gobierno a través del pronunciamiento militar. Su triunfo significó el comienzo del Bienio Progresista.

Bienio Progresista 1854-56:

El llamado Bienio Progresista comenzó con la revolución de 1854 (no fue más que un Golpe de Estado que triunfó gracias al respaldo popular). El general O`Donnell protagonizará la llamada Vicalvarada, pero pese a su fracaso se publica una proclama ( Manifiesto de Manzanares)
Que consiguió un respaldo masivo y provocará la revolución. Era básicamente el programa de progresistas y demócratas. El Golpe de Estado triunfó e Isabel II mandó formar gobierno al general Espartero. En las nuevas elecciones a Cortes Constituyentes aparecíó una nueva fuerza política, la Uníón Liberal, surgida por parte de los moderados aperturistas, (cansados de la corrupción y del conservadurismo de su partido) y junto con progresistas cercanos al moderantismo. Tendrá a O`Donnell y como un partido con vocación de centro aunque terminará evolucionando hacia un partido conservador con formas centristas
. Una nueva constitución era necesaria a ojos del progresismo necesitado de una constitución que recogiese su totalmente su pensamiento político, la Constitución de 1856.
Sus principios básicos eran: defensa de la soberanía nacional, declaración de derechos y libertades precisa y detallada, limitación de los poderes de la corona y el gobierno, retomándose un Senado elegido por sufragio. La constitución nunca llegó a tener vigencia.

Las principales reformas legislativas del bienio fueron:

1a Ley de Desamortización General (el ministro Hacienda, Pascual Madóz ) declaraba la venta en subasta pública de toda clase de propiedades rústicas urbanas que pertenecían al Estado, al Iglesia y a los municipios (propios y baldíos). Buscaba terminar el proceso iniciado por Mendizábal en 1836. 2a Ley General de Ferrocarriles, cuyo objetivo era promover la construcción ferroviaria hasta entonces inexistente, a través de ventajas fiscales, subvenciones y protecciones de gobierno. 3a Ley de Sociedades Bancarias y Crediticias, que contribuyó a facilitar la inversión ferroviaria y prometíó surgimiento de un mercado financiero moderno. El contrapunto del bienio fue el permanente clima de conflictividad social (el alza del precio del trigo, etc.) En los primeros meses de 1856 se sucedieron violentos motines en el campo castellano (incendios de fincas y fábricas) cada vez reprimidos con mayor brutalidad. La Reina aceptará la dimisión de Espartero y encargará el gobierno al general O`Donnell y a la Uníón Liberal.

Segundo Periodo Moderado: 1856-68:

Tras un breve gobierno de O`Donnell, Isabel II encargó formar gobierno Narváez.
Se volvía una política claramente conservadora apoyada por el trono pero con un tibio respaldo en las Cortes. Además mantenerse la legislación financiera del periodo anterior, se desarrolló una importante labor legislativa cuyo ejemplo más importante fue la Ley de Instrucción Pública o Ley Moyano.
En 1858 la reina llama a formar gobierno a O`Donnell.
Todo su programa político consistirá en: disfrute del poder, salvaguarda obsesiva del orden, ambición de hacer más eficaz la administración. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *