Reinos cristianos en la Edad Media

11.1 el poder dictatorial de Franco fue la clave del sistema político surgido tras el fin de la Guerra Civil. Los rasgos principales que caracterizan un nuevo régimen franquista fueron el mantenimiento de un fuerte autoritarismo, la anulación de las libertades, el rechazo de los principios democráticos, la negación del sufragio universal y la supresión del pluripartidismo. El proceso de institucionalización del régimen discurríó con gran lentitud y su legislación fundamental fue elaborada entre 1940 y 1967. El sindicato vertical se creó en 1940 organizado a base de planteamientos corporativistas en 24 ramas donde quedaron encuadrados con carácter obligatorio todos los trabajadores asalariados. La ley de cortes de 1942 fue el órgano parlamentario restablecido al cuál le despojaron de sus atribuciones legislativas convirtiéndolo en un mero órgano consultivo. La necesidad de adaptarse a la nueva situación internacional originada tras la Segunda Guerra Mundial, obligó al Gobierno de Franco a abandonar la retórica falangista, pues lo que querían ofrecer era una apariencia democratizadora ante los países vencedores. Ley de sucesión en la Jefatura del Estado 1947: esta ley afirmaba el carácter vitalicio de la Jefatura de Franco, define a España como reino y regulaba el mecanismo de sucesión el cual fijaba las condiciones que debía reunir el futuro sucesor.  Por todo ello, Don Juan de Borbón rechazo su contenido y afirmo que la ley era un engendro monstruoso. Los valores ideológicos esenciales que identificaron al régimen franquista fueron el anticomunismo, el nacionalcatolicismo, el antiliberalismo, el autoritarismo derechista, el corporativismo y la defensa del orden y de la propiedad privada. En 1940, el Gobierno creó el llamado tribunal especial para la Represión de la Masonería y el comunismo con el propósito de perseguir, depurar, encarcelar y sancionar a todos los individuos que hubieran tenido alguna vinculación en el pasado con grupos políticos organizaciones sindicales de izquierdas. Otro componente doctrinal básico que caracterizó siempre al franquismo fue el nacionalcatolicismo, que afirmaba la necesidad del mantenimiento de una fuerte vinculación entre patria y religión. El gobierno de Franco contó con muchos adeptos en todos los grupos sociales. Por lo tanto, los apoyos populares del régimen fueron extensos y heterogéneos. El vivo recuerdo de los desastres de la guerra civil, la resignación y el temor a la Represión, la efectividad de la propaganda oficial y la influencia de los medios de comunicación fueron algunos factores que explican este amplio respaldo social. Los militares: obedecieron con fidelidad y disciplina al dictador por qué compartían los principios ideológicos del régimen y porque identificaban el servicio de Franco con la defensa de los intereses de la patria. Entre 1939 y 1952, muchos cargos del estado fueron desempeñados por militares como Luis Carrero Blanco. El régimen recibíó el apoyo de los eclesiásticos y católicos del Opus Dei y de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas.  Consiguieron tener el control de la educación la censura y de gran parte de los medios de comunicación. El objetivo de los falangistas consistía en garantizar el encuadramiento de las mujeres,  los jóvenes y los estudiantes. La sección femenina se encargaba de impartir curso de doctrina católica y propaganda política para formar familias para apoyar a sus maridos e hijos. Las tareas juveniles fueron el adoctrinamiento  político religioso, físico deportivo y la formación premilitar de todos los jóvenes españoles. Los carlistas mantuvieron siempre una estrecha colaboración con el régimen. Los empresarios resultaron favorecidos por su legislación y obtuvieron muchas ventajas del régimen. Don Juan de Borbón volvíó a insistir en sus elogios al régimen franquista durante los años 50 y llego a comparar el levantamiento militar de 1936 con la guerra de independencia de 1808.  En 1939 la identificación diplomática e ideológica con los países fascistas era completa. Sin embargo, cuándo comenzó la segunda Guerra Mundial Franco se apresuró a proclamar la neutralidad española. En 1941 el ejército alemán ataco a la Uníón Soviética y penetro en territorio ruso. Esto impulsó al gobierno de Franco a enviar a los voluntarios de la División Azul. En 1943 el Gobierno español ordeno el regreso de la División Azul. Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, España quedó en una situación de casi completa marginación internacional.  Pero consiguieron ser admitidos por el escenario internacional que se produjo durante los años 50 debido a la guerra fría. La aproximación entre EEUU y España solo fue posible gracias al aumento de la tensión soviético norteamericana. El gobierno estadounidense necesitaba  todo tipo de aliados y deseaba utilizar el territorio español como punto de partida. Por todos estos motivos, el Gobierno español firmó en 1953 los acuerdos bilaterales militares y económicos con EEUU dónde se concedía a este mismo la apertura de 4 bases militares en España en 1956.


11.2El querer erigir un nuevo Estado español autosuficiente impulso al gobierno franquista a adoptar un conjunto de medidas económicas de carácter intervencionista. Los objetivos consistían en prescindir de todos los intercambios comerciales con el exterior, garantizar el pleno autoabastecimiento agrario e industrial del país y producir todo lo necesario dentro de las propias fronteras del país. Algunas de las medidas más importantes que se adoptaron fueron: la limitación de las  importaciones y la restricción cuantitativa de las compras de productos extranjeros, la organización de la producción, comercialización y distribución de cereales obligando a los cultivadores a vender toda su cosecha, la implantación de un sistema de racionamiento de los productos de consumo de primera necesidad para evitar el hambre, la fundación en 1941 del Instituto Nacional de Industria con el objetivo de impulsar la industrialización del país, la creación de la empresa pública Renfe en 1941. Los resultados fueron catastróficos y dejaron al país al borde del colapso económico. Así pues, las principales consecuencias fueron: el estancamiento económico del país y el retroceso de la producción industrial, la reducción de los intercambios comerciales con el exterior y el incremento del déficit comercial, la disminución de los salarios y el incremento del desempleo, la aparición de un ilegal mercado negro de compraventa de productos al margen del control gubernamental y la acumulación de los beneficios en manos de los más poderosos grupos bancarios. A mediados de los años cincuenta, comenzó una fase de lenta recuperación económica. Las autoridades franquistas, que reconocieran el fracaso de los anteriores intentos autárquicos, iniciaron la apertura de la economía española al comercio internacional. A pesar de todo, España seguía siendo el país más atrasado y subdesarrollado de Europa Occidental junto con Portugal. En 1957, España se encontraba al borde de la suspensión de pagos al exterior, por ello, Franco efectuó importantes cambios en el Gobierno al nombrar como ministros a Mariano Navarro Rubio y Alberto Ullastres quiénes se ocuparon de poner fin a la errónea política autárquica. Entre las disposiciones que fueron adoptadas entonces destacó la evolución de la peseta en un 42 % con relación al dólar. El gobierno franquista intento coordinar y orientar este proceso expansivo mediante los llamados planes de desarrollo, que estaban inspirados en unas medidas similares emprendidas por el gobierno francés. Laureano López Rodó quién asumíó las tareas de recopilar información, programar dirigir y poner en práctica los nuevos programas fue el máximo responsable. Este plan se inició en 1964 y sus objetivos básicos consistían en: aumentar el volumen total de los intercambios comerciales con el exterior, multiplicar las exportaciones de artículos españoles, aumentar el PIB, estimular el consumo de la población e impulsar las inversiones empresariales. En 1967 se formuló el segundo plan de desarrollo. Durante la década de los sesenta la economía española se experimentó un ritmo de crecimiento acelerado, el proceso de modernización del aparato productivo y la plena industrialización se completaron. España dejó de ser un país atrasado, agrario y rural para transformarse en un país más moderno, industrial y urbano. Además del esfuerzo colectivo de los españoles, algunos de los factores que contribuyeron fueron: la favorable coyuntura económica a escala internacional, las masivas inversiones de capital extranjero, los ingresos procedentes del turismo y las remesas de los emigrantes. No obstante, esta expansión económica dejo numerosos problemas sin resolver. Así, las limitaciones más evidentes de este desarrollismo económico fueron: el desigual crecimiento de los diferentes sectores productivos, la masiva inmigración de trabajadores españoles a los países más prósperos de Europa, la persistencia de los desequilibrios interregionales, el mantenimiento de un sistema insuficiente de prestaciones y servicios sociales y los desastres ecológicos como consecuencia de los vertidos descontrolados en los ríos. El inmovilismo continuo siendo la nota predominante desde el punto de vista político. Entre los rasgos más importantes que caracterizaron la política interna española durante la década de los 60 destacaron: la consolidación del predominio de Luis Carrero Blanco y Laureano López Rodó, la incorporación a los puestos de mayor responsabilidad dentro del gobierno de los tecnócratas, la aprobación de nuevas medidas legislativas como la Ley de Bases de la Seguridad Social, la Ley de Prensa y la Ley Orgánica del Estado y la designación en 1969 de Juan Carlos Borbón como sucesor de Franco a la jefatura del Estado con el título de rey.
Además de las huelgas, de los primeros desencuentros entre la Iglesia y Franco de las protestas de los estudiantes universitarios y del inicio de la actividad terrorista de ETA, se dieron otros problemas como el aumento de los enfrentamientos por el control del poder o el descubrimiento en 1969 del escándalo Matesa. Con respecto a la política exterior, el régimen español consiguió mantener buenas relaciones con los gobiernos conservadores de presididos por el general de Gaulle en Francia y por Konrad Adenauer en Alemania. La población total aumento desde los 30 millones de habitantes de 1960 hasta los más de 33 millones que se contabilizan en el censo de 1971. La llegada masiva de turistas extranjeros, la expansión de las grandes ciudades, el éxodo rural y el aumento del consumismo y del bienestar material transformaron por completo las necesidades, las conductas, los hábitos y las formas de ocio de muchos españoles. Sin duda alguna,  la modernización y europeización de la sociedad española ocasionaron una profunda mutación en los valores, ideas y expectativas colectivas en relación con la vida familiar. Las mujeres comenzaron a romper su subordinación con respecto a los hombres, accedieron masivamente a la enseñanza universitaria, se atrevieron a conducir automóviles y fueron incorporándose paulatinamente al mundo laboral. Desde el. De vista educativo, la tasa de analfabetismo quedó reducida al 1.5% de la población en 1970, y la cifra de estudiantes universitarios se multiplico por diez.


11.3Hacia 1943, algunos grupos de ex combatientes del antiguo ejército republicano de la Guerra Civil fueron quienes formaron las primeras partidas guerrilleras del maquis. Con respecto a los grupos de oposición que actuaron desde el exterior, hay que destacar la creación en 1945 de un gobierno republicano en el exilio, con representantes liberales socialistas, comunistas, anarquistas y nacionalistas catalanes y vascos. Por su parte, los escasos opositores monárquicos que intentaron organizarse en torno a Don Juan de Borbón nunca preocuparon demasiado las autoridades franquistas. 1945, Don Juan de Borbón hizo público desde la ciudad suiza un manifiesto donde lamentaba la situación de España y reclamaba Franco el abandono del poder y exigía la recuperación de las libertades. Artistas españoles fueron desapareciendo poco a poco, y los comunistas encabezados por Santiago Carrillo, que había desplazado a Dolores Ibárruri, abrazaron el eurocomunismo. A principios de los años sesenta, algunos de los principales dirigentes de los diversos grupos antifranquistas redoblaron los esfuerzos para superar  las discrepancias ideológicas. En este sentido, una de las iniciativas más sobresalientes fue la reuníón celebrada en 1962 en la ciudad alemana de Múnich, donde acudieron en un centenar de delegados de los diferentes sectores de la oposición franquista. También emergíó un nuevo movimiento nacionalista catalán de carácter conservador que había surgido en el seno de algunas asociaciones católicas de estudiantes universitarios. Los enfrentamientos entre la Policía antidisturbios y los jóvenes universitarios, que recibieron el apoyo de muchos profesores, fueron cada vez más frecuentes. Además, el número de huelgas no dejo de aumentar desde 1970 y la cifra de jornadas de trabajo perdidas por este motivo paso de casi 5 millones en 1968 a 9 millones en 1973, superando los 14 millones en 1974. El irreversible declive físico de Franco, que ya había cumplido los 78 años de edad en 1970, facilito el aumento del poder político del almirante Luis Carrero Blanco, que puso todo su esfuerzo en apuntalar los fundamentos políticos e institucionales del régimen con la pretensión de asegurar su mantenimiento tras el previsible e inminente fallecimiento del dictador. La organización terrorista ETA había sido creada en la clandestinidad a finales de los años cincuenta reclamada la independencia del País Vasco y defendían la lucha armada para conseguir la liberación de Euskadi. En 1965, los etarras adoptaron los principios revolucionarios marxista-leninistas y compararon su lucha con los combates de los grupos guerrilleros anticolonialistas argelinos y  vietnamitas. Un atentado con explosivos de fabricación casera contra una comisaría de Bilbao fue la primera acción violenta que realizó eta. En 1968, los activistas de ETA asesinaron a un guardia civil en Guipúzcoa. 2 años después efectuaron el primer secuestro. Está dejo un total de 27 víctimas mortales entre 1968 y 1974, pero su acción más importante y atrevida fue llevada a cabo en Diciembre de 1973 cuando un comando terrorista asesino en pleno centro de Madrid, utilizando un potente cargo explosivo enterrado bajo el suelo en el cual se vio involucrado Luis Carrero Blanco. Tras el asesinato de este el gobierno quedó en manos de Carlos Arias Navarro. A finales de 1973 comenzó una profunda crisis económica a escala mundial provocada por la rápida e imprevista subida de los precios del petróleo decidida por la OPEP. En España, esta crisis económica, que coincidíó con una etapa de extraordinaria incertidumbre política, presenta una especial gravedad y duración por varios motivos: la enorme dependencia energética exterior de nuestro país, la disminución del número de turistas y la consiguiente caída de los ingresos que dejaban y el descenso de las exportaciones, ya que la presión internacional Serrano la demanda exterior de productos españoles. El Gobierno marroquí dirigido por el rey Hassan segundo, que reclamaban los territorios de Ceuta y Melilla y el Sáhará, aprovecho la debilidad española para llevar a cabo en 1975 una ocupación pacífica de la zona este del territorio colonial español en el Sáhará mediante una masiva movilización de población conocida como Marcha Verde. Y tras la muerte de Franco el 20 de Noviembre de 1975 los marroquíes consiguieron lo que pretendían.


12.1El sistema político franquista estaba muy supeditado a la figura de Francisco Franco tras la muerte se inició una nueva etapa, la cual ya había sido diseñada con anterioridad en los años del final de la es evidente que la mayoría de la sociedad española demandaban un profundo cambio si bien el entramado jurídico imposibilitaba que este se produjera. No obstante, la crisis de la etapa final hizo posible que se precipitaran algunos aspectos que serían las claves en el devenir del nuevo sistema político. Para que la reforma fuese posible era obligatorio ir desplazando del poder a las personas con ideología inmovilista del Antiguo Régimen. El proyecto era muy ambicioso, puesto que se trataba de desmantelar un sistema dictatorial de muchos años haciendo necesario alejar del poder al primer ministro, Arias Navarro. Tras numerosas negociaciones feliz el 3 de Julio de 1976 Adolfo Suárez. No obstante, pronto se vieron hechos que hacían concebir una cierta expectativa de cambio, amnistía para unos 400 presos políticos, en Septiembre se reuníó con la cúpula militar para anticipar los la reforma que pensaba llevar a cabo , nombrando como vicepresidente del Gobierno en General Gutiérrez Mellado. España experimenta un proceso semejante al de otros países del mundo. Todas las transiciones democráticas se han caracterizado por ser una complicada partida de ajedrez en la que el resultado final está escrito. Muchas personas fueron protagonistas y responsables de llevar a buen puerto el periodo histórico conocido como la transición. Para llevar a cabo la introducción del sistema democrático después de 40 años de dictadura, lo primero era necesario establecer un marco legal sólido para que toda la sociedad se sintiera representada a través de los partidos políticos en este sentido la ley de reforma política, fue el pilar dónde se apoyaría toda la estructura del nuevo edificio político. Los resultados de estas fueron los siguientes: UCB ganó las elecciones con Suárez al mando. El segundo partido político fue el PSOE, que contaba con un equipo de dirigentes muy joven que en fechas recientes habían redefinido la ideología del histórico partido socialista hacia unos postulados europeos más modernos. El segundo gran pilar sobre el que se asentó el nuevo régimen fue la Constitución de 1978, redactada por los padres de la Constitución dónde se representan a los partidos políticos que permitieron superar las viejas fobias de una sociedad fragmentada. La nueva Constitución  es muy extensa, ambigua, ecléctica y rígida. En cuanto a la estructura del texto legal que algunos autores han definido como ley de leyes son 169 artículos. Entre ellos habla sobre los derechos y deberes fundamentales de los ciudadanos, la corona, la división de poderes, el Poder Ejecutivo, la relación entre las Cortes Generales y el gobierno, el Poder Judicial, Economía y Hacienda, la organización territorial de España (donde el criterio fue pensar en una vertebración del país en 17 regiones denominadas Comunidades Autónomas con dos ciudades independientes, esto les permitiría auto gestionarse muchos aspectos: podrán legislar sobre aspectos culturales y de Patrimonio Histórico, también diseñar la legislación urbanística, y más adelante gestionar toda la sanidad y la educación), el Tribunal Constitucional y la reforma de la Constitución. El problema del terrorismo de ETA seguía quitándose cada vez más con el aumento grande del número de víctimas asesinadas, también personal civil o los ataques a casas cuarteles de la Guardia Civil. Hubo varias alto el fuego con el objetivo de negociar por parte de la banda terrorista y el gobierno, sin embargo, todas las conversaciones se acabaron en nada junto con la llegada del PP al gobierno en el año
1996 la banda fijo a los políticos como no os blancos de asesinato. PP y PSOE sufrieron  el secuestro y ejecución del joven concejal del PP en Ermua, Miguel Ángel Blanco, donde la mandaría un ultimátum al gobierno de  48 horas. Otro grupo terrorista fue el GRAPO, de ideología de extrema izquierda y anticapitalista que se centró principalmente en los secuestros de grandes empresarios. Todos los gobiernos intentaron buscar fórmulas para apaciguar el problema intentando negociar con los etarras y en casos extremos matando a miembros del mismo, creando una fuerte polémica política. El colectivo más perjudicado fueron las víctimas y personas que  perdieron a sus seres queridos.


12.2A partir de 1978  empezó a resquebrajarse la unidad en la UCD por las diferencias de criterio entre Adolfo Suárez y alguno de los pesos pesados del partido. Junto a este hecho, cabe destacar que el Rey Juan Carlos primero empezó a perder la confianza en el presidente del gobierno elegido en el año 1976 junto con lo que Suárez toma la decisión de dimitir. Otros problemas a los que tuvo que hacer frente antes de marcharse fueron el auge del PSOE con Felipe González a la cabeza, el incremento exponencial en el número de asesinatos que la banda terrorista ETA perpetra sobre mandos del Ejército y sobre miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los insultos e increpa de mucha gente a los ministros. La elaboración de los estatutos catalán y vasco tampoco estuvo exenta de dificultades sobre todo en el proceso de negociación, incluso en el caso de Andalucía, donde los socialistas vieron la oportunidad de presentar su tarjeta de visita. Otro hecho que conmociónó a la sociedad española fue el asesinato de abogados laboristas de CC OO en su despacho de la calle Atocha de Madrid en 1977. El 26 de Enero de 1981 Adolfo Suárez comunica al rey su dimisión con carácter irrevocable, en su discurso destacan las frases» no me voy por cansancio… No me voy por temor al futuro. Me voy porque ya las palabras parecen no ser suficientes». El sucesor va a ser Leopoldo Calvo Sotelo, sin una evidente unanimidad en la elección del candidato dentro del seno de la UCD. Durante la sesíón de investidura del nuevo presidente de Gobierno irrumpe en el Congreso de los Diputados un teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero Molina, al mando de unos guardias civiles armados que hacen disparos al aire en el interior del hemiciclo. Sus palabras sobre la necesidad de esperar una supuesta autoridad colapsaron al país. En el Palacio de la Zarzuela el rey junto con sus asesores se comunicaba con todos los tenientes generales en las distintas capitánías militares que formaban España. El general Milán del Bosch sacó los tanques en Valencia. La sociedad española se asustó ante este nuevo desafío golpista carácterístico en la historia de España. Finalmente, el rey en un discurso dirigido a la nacíón tranquiliza al pueblo español con un mensaje contundente. Por último las primeras horas de la mañana, los guardias civiles que habían tomado el Congreso fueron saliendo del mismo y se arrestaron a los militares. La reacción de los partidos políticos y de la sociedad no se hizo esperar. Leopoldo Calvo Sotelo toma posesión del cargo de Presidente de Gobierno y uno de sus primeros cometidos fue gestionar la entrada de España en la OTAN. Se inició el juicio de los responsables del 23 de Febrero con marginales campaña de apoyo de los mismos pero sin ningún tipo de trascendencia. La última ley destacable del gabinete de Calvo Sotelo fue la Ley del Divorcio, cuyo responsable, Fernando Ordóñez, a abandonar a la UCD y se pasará al PSOE y los pocos que se quedaron con Suárez fundaron un nuevo partido político el CDS. Ante la situación de minoría del gobierno de Calvo Sotelo en el Congreso se convocaron elecciones generales en Octubre de 1982. 


El resultado de este proceso electoral no dejo lugar a la duda, la mayoría absoluta para el PSOE, donde Felipe González se convirtió en el primer presidente de Gobierno socialista. Los problemas que tenía España eran muchos y variados y se requería de reformas estructurales urgentes que  abordarán la  solución de estos. Desde el. De vista económica como al gobierno socialista se propuso desde el primer momento llevar a cabo una política de ajuste gradual teniendo como primeros objetivos la lucha contra la inflación y el déficit público. También se incrementó el coeficiente de la caja para los bancos y cajas de ahorros. Felipe González explico que el año 1983 y va a hacer un año de ajustes, que los salarios tendrían que subir a un ritmo menor que los precios, que se iban a subir los impuestos y que probablemente haya que asistir a una nueva devaluación de la peseta. Finalmente, el caso que más polémica suscitó en la opinión pública fue la expropiación del holding Rumasa, donde el concepto de expropiación causó cierto revuelo dentro de la clase empresarial y la clase media española. Es la principal causa para llevar a cabo esta decisión fue la elevada deuda del holding que tenían contraída con la Seguridad Social. Desde el. De vista social los procesos de reconversión industrial fisuraron el binomio entre el sindicato hermano UGT y el PSOE. Otra de las grandes reformas sociales fuera de la seguridad social. En este sentido, se hicieron algunas reformas con la existencia de fuertes conflictos en las calles. La reforma energética, la neutralización del ejército y el proyecto de   ley de aborto  fueron otros de los aspectos  con especial relevancia. Finalmente, otra gran polémica fue la convocatoria de un referéndum nacional para decidir si se continuaba o no dentro del seno de la OTAN. En este mismo marco internacional, hay que destacar un acontecimiento histórico para España que acabará definitivamente con estereotipo de aislamiento internacional político. El 12 de Junio de 1985 se selló definitivamente el acceso de España y Portugal a esta organización europea. La última gran reforma de este gobierno socialista fue la militar reduciendo el número excesivo de oficialidad que existe en el ejército y aprovechando la OTAN para formar a nuevos mandos militares. En las siguientes convocatorias electorales a nivel nacional, el puesto de consiguió con mayorías absolutas y con apoyos de las minorías nacionalistas mantenerse en el poder con Felipe González como presidente. La aparición de los primeros escándalos de corrupción en el gobierno socialista vino de la mano del hermano de Alfonso Guerra. La existencia de los GAL, como guerra sucia del terrorismo de Estado para luchar contra ETA y las escuchas ilegales del  CESID, que llegaron afectar al propio monarca, precipitaron el retiro del apoyo parlamentario de los grupos nacionalistas en el Congreso y la convocatoria de unas nuevas elecciones generales en 1996 nuevo dirigente político, José María Aznar, había refundado el viejo partido de Fraga para intentar ganar posiciones políticas de centro derecha. El otro gran susto económico de estas legislaturas fue las privatizaciones de la mayor parte de las empresas estatales pertenecientes al INI también se inició en esta etapa lo que muchos analistas e historiadores han definido como la burbuja de la construcción que con el excesivo flujo de créditos la economía española crecíó muchos años casi al 4%. Por lo que se refiere a la cultura y mentalidades, hay que decir que fueron evolucionando con el devenir de los acontecimientos políticos del país y sobre todo con el proceso aperturista hacia el exterior y la bandera de la libertad para dejar fluir mucha de la creatividad tapizada por el franquismo. Finalmente en el año 2000 se puede decir que todo esto tendíó a normalizarse y hacen volverse dentro de las tendencias de un  mundo cada vez más global  con nuevas tecnologías.


2.1 La llegada de los musulmanes se produjo por los enfrentamientos de la monarquía visigoda. El rey visigodo, Aknila, pidió ayuda a Musa, quien envió una expedición para derrotar a Leonardo que resultó en la victoria de Tariq, que logró dominar la península. Se produjeron gran cantidad de enfrentamientos e inestabilidades políticas. Esto provocó una Guerra Civil que implicó un cambio de dinastía de los omeyas a los Abasíes. En 756 Abd-al-Rahman I, último omeya superviviente, huyó a la península y la conquistó proclamándose emir independiente. Consolidó el poder musulmán. Su sucesor, Abd-al-rahman II centralizó el poder en Córdoba. En 929, Abd-Al-Rahman III se convirtió en Califa lo que supuso el fin de la dependencia religiosa, se creó Al-Zahara y fue la época de mayor esplendor cultural. Al-Manzor asume el poder político y convierte el califato en una dictadura, muere en el 1002 y Al-Ándalus entra en un estado de crisis donde se divide el territorio en Taifas sobre el año 1031, con esto los cristianos avanzan en su reconquista hasta la mitad de la península.

2.2 Tras la muerte de Al-Manzor se crearon en la península reinos taifas debido a los desacuerdos entre ellos. Con esto Alfonso VI conquista Toledo y expande el territorio cristiano hasta la frontera con el río Tajo. Los musulmanes tenían un ejército militar débil debido a la separación del Califato, entonces pidieron ayuda a los Almorávides, primer reino norteafricano, que derrotó al ejército cristiano en la batalla de Sagrajas en 1086. Después de la batalla el reino musulmán se vuelve a separar en taifas en el año 1147, donde los cristianos siguen avanzando y conquistan el taifato de Córdoba. Los musulmanes deciden pedir ayuda a los Almohades quienes derrotaron a las tropas cristianas en la batalla de Alarcos en 1195. Pero fueron derrotados en la batalla Navas de Tolosa en 1212, esto fue posible por la cruzada hispánica que fue la primera vez que los cristianos pudieron considerar una guerra santa. Tras la derrota los reinos taifas se mantienen estables por los acuerdos de Parias con los reinos como Castilla. Pero Fernando III conquista desde el río Tajo hasta el río Guadalquivir. Con esto los Benimerines, un pueblo musulmán, hacen un tercer intento de reunificación de las taifas, pero que fracasa debido a la derrota que sufren en 1340 en la batalla del Salado por Alfonso XI y Alfonso IV. Y con esto reducen el reino musulmán hasta el reino Nazarí de Granada hasta 1492, cuando los reyes católicos los expulsan por completo.

2.3 La base de la economía fue: la agricultura, donde se produjeron grandes avances como el desarrollo del regadío; y el comercio que se desarrolló en los mercados de la ciudad donde se vendían productos artesanales y agrícolas ; y el comercio internacional que fue un nexo de uníón con Europa y áfrica. En cuanto a la sociedad, había gran variedad de etnias y religiones como: Los musulmanes, mozárabes, muladíes, judíos y esclavos. Los aristócratas árabes e hispanos visigodos poseían las mejores tierras y cargos, y bajo su mandato se encontraban los esclavos. Hubo un gran desarrollo económico gracias al comercio y artesanía. Y la cultura árabe era una mezcla de varias culturas con aportaciones asíáticas. Tuvieron un gran desarrollo en la medicina y matemáticas destacando poesía y filosofía. 


2.4 La resistencia cristiana se dio en las montañas cantábricas donde se creó el reino de Asturias tras la batalla de Covadonga en el 722 con Don Pelayo, posteriormente Asturias se une con león formando así el reino de Castilla y león; y en los pirineos, donde había gran rebeldía entre francos y musulmanes. En el Pirineo Occidental se creó el reino de Pamplona, con Sancho III como figura más importante, por la guerra de Poitiers en el 732 entre francos y musulmanes, creando otro foco de resistencia en Roncesvalles. En el Pirineo Central se formaron los condados aragoneses bajo el poder Franco.
Y en los Pirineos Orientales gobernados por francos donde tras unos problemas con los visigodos se acabaron independizando algunos condados como el de Barcelona. Esta reconquista dura desde el 722 hasta 1492 y se divide en varias etapas: Entre los siglos VIII-X, los cristianos se limitaron a conquistar zonas deshabitadas; En el s.XI-XIII, aprovechan la debilidad de las taifas y conquistan Toledo y la cuenca del Turia; En el XII, firman una serie de tratados y tras la batalla de la navas de Tolosa en el 1212, aceleran el proceso de conquista. Estos se detienen por problemas internos pero se concluye en el 1492 con la conquista del reino nazarí por los reyes católicos. Se produjo una repoblación 

2.5 Debido al avance de la reconquista se produjeron transformaciones en la organización política: el reino de Asturias y León se unieron creando en 1037 el reino de Castilla y León. El reino de Pamplona con su máximo representante Sancho III, que tras su muerte el reino se dividíó en tres independientes: Castilla, Pamplona y Aragón. Perdiendo así la dinastía francesa. El reino de Aragón se uníó con el condado de Barcelona tras una crisis creando la corona de Aragón. Para asegurarse que los nuevos terrenos conquistados se repoblaran, el rey entregó tierras y gran cantidad de derechos, y los convirtió en señoríos jurisdiccionales. La sociedad estaba dividida en estamentos: nobleza y clero que eran los que poseían tierras y todo tipo de privilegios como no pagar impuestos o en el caso del clero cobrar un diezmo si defendían al rey en lo que necesitara; y el estado llano que trabajaban para mantener a los estamentos y no poseían derechos. Era muy difícil ascender socialmente y la mayoría eran campesinos o burgueses. También destacaron religiones como la judía y la mudéjar. 

2.6 Durante la Baja Edad Media (s.XIV-XV) España estaba dividida en diferentes reinos y coronas que llevaban sus propias organizaciones políticas. En la Corona de Castilla se fortalece la monarquía autoritaria de origen divino y se desarrollaron diferentes instituciones. Estaban las cortes consultivas formadas por nobleza, clero y ciudades, que eran convocados por el rey para aprobar subsidios, declaraciones de guerra… También se encontraban las Audiencias o Chancillería que eran el órgano supremo de justicia que depende del monarca y la Hacienda que impónían impuestos como la alcabala. Para administrar y gobernar los municipios se encontraban los consejos. La Corona de Aragón se extendíó por el mediterráneo dividíéndose en diferentes reinos con política pactista pero que cada reino conservaba sus leyes e instituciones manteniendo un mismo rey. Tenía instituciones similares a las que había en Castilla como las Audiencias; pero también se creó una Diputación del General que se llamó Generalitat en Cataluña y Valencia y Justicia mayor en Aragón, la cual vigilaba que se cumpliese lo acordado en las cortes. En la organización municipal estaban los concejos. Por último en Navarra, su modelo político era similar al de Aragón donde el rey era coronado por los nobles, tenía un Consejo Real el cual aconsejaba al rey, las Cortes con papel legislativo, tienen fueros que el rey tiene que jurar y tienen la Cámara de Comptos que regulaba la Hacienda y la administración territorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *